Celulosa y los biodegradables

30 agosto, 2019 0 Comments

La celulosa, junto con otros materiales naturales, forma parte de la materia prima para la creación de los productos biodegradables. Estos ganan más relevancia en el mercado por los beneficios que otorgan tanto a los consumidores, como al medio ambiente.

Es por ello que en esta publicación nos enfocaremos en hablar acerca de la importancia que tienen los biodegradables en nuestra sociedad. Así como de la celulosa, un polisacárido muy especial que ayuda a la creación de diversos productos biodegradables de gran calidad, como contenedores, vasos, bolsas, entre otros.

Da clic aquí y encuentra los mejores productos hechos a partir de celulosa y otros materiales naturales.

¿Qué es la celulosa?

La celulosa es un polisacárido compuesto exclusivamente de moléculas de glucosa. De modo estricto es un homopolisacárido (compuesto por un solo tipo de monosacárido), el cual es rígido, insoluble en agua, y contiene desde varios cientos, hasta varios miles de unidades de β-glucosa.

La celulosa es la biomolécula orgánica más abundante, pues forma la mayor parte de la biomasa terrestre, y se encuentra en las paredes de las células de las plantas. Químicamente se considera como un polímero natural, formado por un gran número de unidades de glucosa (C6H10O5), cuyo peso molecular está entre varios cientos de miles.

Historia y aplicaciones

Como se ha mencionado, la celulosa es la sustancia que más frecuentemente se encuentra en la pared de las células vegetales, ésta fue descubierta en 1838.

Como tal, la celulosa constituye la materia prima del papel y de los tejidos de fibras naturales. También se utiliza en la fabricación de explosivos (el más conocido es la nitrocelulosa o “pólvora para armas”), celuloide, seda artificial, barnices y se utiliza como aislamiento térmico y acústico, como producto derivado del papel reciclado triturado.

Desde finales del siglo pasado se empezaron a desarrollar investigaciones para utilizar materiales como la celulosa  en la fabricación de productos que tuvieran las mismas propiedades de muchos plásticos. Es por ello que hoy en día podemos encontrar desechables biodegradables de gran calidad hechos a partir de celulosa.

Celulosa en productos biodegradables

Con lo visto hasta aquí, sabemos que la celulosa se trata de una materia  prima que puede usarse para hacer productos biodegradables. Lo anterior es gracias a que este polímero es el principal componente de los tejidos vegetales. Por lo tanto el polímero más abundante en la naturaleza a nivel mundial.

Es conocido que el almidón se utiliza también para la fabricación de una extensa variedad de biodegradables, pero las propiedades que tiene hacen que con él se generen productos con propiedades diferentes a los que se hacen con celulosa.

Como tal, el almidón está compuesto de moléculas de glucosa unidas en una forma que impide la firme compactación de las fibras. En cambio la celulosa permite tal compresión, es por ello que es útil para los biodegradables quebradizos, poco flexibles y bastante permeables a la humedad.

Investigaciones de la celulosa para productos ecológicos

Como una alternativa, las investigaciones se han dirigido hacia el desarrollo de materiales basados en celulosa modificada químicamente. Por ejemplo, esta materia prima se ha empleado para hacer envoltorios, ya que tiene buenas propiedades para hacer biodegradables flexibles y resistentes a rupturas y perforaciones.

Hoy en día existe un gran número de empresas en todo el mundo que se dedican al desarrollo de nuevos y mejores productos biodegradables, ya sean derivados de almidón, celulosa, bagazo de trigo, semilla de aguacate y otra variedad de productos naturales que son de gran utilidad para la generación de desechables biodegradables.

Las empresas líderes se encuentran en Estados Unidos, Canadá, Japón, y la Unión Europea, aunque otros países como Australia, Brasil, Corea y China  y México se están agregando a la lista.

Las innovaciones con la celulosa y otras materias primas intentan cubrir una amplia gama de aplicaciones de desechables, como los cubiertos, vasos, bolsas de supermercado, bolsas para snacks, contenedores y charolas, popotes, etc.

Por tal motivo, cada vez son más las cadenas de supermercados, empresas, negocios pequeños y hogares que han comenzado a adoptar estos productos biodegradables que son útiles para una gran diversidad de alimentos, desechos y demás aplicaciones. En general, las diferentes sociedades van notando la importancia de adquirir biodegradables

¿Por qué debemos comprar biodegradables?

Casi todo lo que compramos, la mayor parte de la comida que comemos y muchas de las bebidas que bebemos vienen envasados en plástico. Estos plásticos generalmente son sintéticos, fabricados por polimerización de compuestos derivados del petróleo, y no son biodegradables.

Si bien, hay métodos para reciclar plásticos, en el caso de los envases de alimentos estos procesos son muy limitados. Esto es porque los materiales que los componen están formados por estructuras difíciles o casi imposibles de separar en capas o partículas menores.

Debido a estos inconvenientes, el tratamiento de los plásticos descartados como basura se ha vuelto un problema ambiental cada vez más serio. Considerando, además, que los plásticos actuales derivan del petróleo, una fuente de energía no renovable.

Es por ello que hay mucho interés y esfuerzos destinados a la fabricación de embalajes para alimentos basados en materiales biodegradables, como la celulosa.

En general, los biodegradables derivan de recursos renovables, como el almidón y la celulosa de las plantas, por ejemplo. Se dice que un material es biodegradable cuando puede ser degradado por microorganismos para originar moléculas sencillas, asimilables por el ambiente.

Dichos microorganismos no tienen las enzimas necesarias para romper las uniones químicas de las moléculas que forman parte de los plásticos sintéticos comunes. Entre ellos están el polietileno, polipropileno, policloruro de vinilo, polietilentereftalato (mejor conocido por su acrónimo PET), etc. Estos plásticos no se degradan, a diferencia de los hechos con celulosa y más biodegradables.

¿Cómo comprar productos biodegradables?

La forma de adquirir productos biodegradables hechos a partir de celulosa, almidón y demás materiales naturales es muy sencilla.  

Sólo ve a nuestro catálogo dando clic aquí y encuentra los biodegradables de tu agrado.

En Smartgreen tenemos un amplio catálogo de biodegradables y productos ecológicos. Puedes ver los usos, características, fotos y un código importante de cada uno de nuestros artículos.

Podrás hallar bolsas, vasos o popotes biodegradables, contenedores y más. Cada uno de estos artículos tiene un código específico que te ayudará para solicitar información acerca del precio y existencia de dichos biodegradables. De esta forma podremos darte la mejor atención y brindarte los precios más accesibles del mercado ecológico en México.

Los precios que utilizamos suelen ser más económicos a los del mercado en general, ya que no pagamos publicidad ni aparadores para nuestros artículos. Por tanto, los costos de nuestros productos ecológicos son económicos para nuestros consumidores.

Si quieres saber más acerca de nuestros productos biodegradables, puedes contactarnos en este enlace.

Celulosa y biodegradables

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.