Contingencias ambientales

31 mayo, 2019 2 Comments

Las contingencias ambientales son cada vez más frecuentes, pues la contaminación dentro del aire de nuestro ambiente nos asfixia, provoca dolores de cabeza, tos, ardor en ojos y demás. Esta situación ambiental cada vez se está agravando por la inestabilidad atmosférica en que vivimos los mexicanos, principalmente en las ciudades.

Como consecuencia de malos hábitos, malos sistemas industriales, de reciclaje, de incendios forestales, y muchas otras causas es que tenemos una contaminación severa, la cual no es resultado, ni se relaciona con el mal clima. Podemos decir que es una mala calidad del aire, producida por la contaminación de nuestra sociedad.

Por tanto, es momento de que todos conozcamos qué son estos estados de alerta y nos demos cuenta que las contingencias ambientales son problemas que nos conciernen a todos, pues esta situación en el ambiente puede generar graves problemas de salud con el paso del tiempo.

¿Qué son?

La definición de contingencia, según la SEMARNAT (Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales) es la siguiente “Situación de riesgo, derivada de actividades humanas o fenómenos naturales, que puede poner en peligro la integridad de uno o varios ecosistemas”.

Con el fin de controlar estas situaciones desfavorables se crean planes para contingencias ambientales. Estos planes conllevan un conjunto de medidas que deben aplicarse cuando se presenta una situación de contaminación grave.

Cuando se aplican las contingencias ambientales es porque  las concentraciones de ozono o de partículas suspendidas llegan a niveles que sin duda ponen en riesgo la salud de las personas, y visto de forma más general, de cada uno de los ecosistemas.

¿En qué consisten?

La contaminación que existe en el aire puede cambiar dependiendo de las corrientes de aire, el diseño de la ciudad, tráfico en horas pico, inclusive afecta la estación del año.

Cabe mencionar que la calidad del aire se mide de forma diferente en varios países. Ello con base en el nivel de desarrollo social que tengan.

En el caso de México, para brindar información a la población en relación a los niveles de contaminación atmosférica es utilizado el Índice Metropolitano de Calidad del Aire (IMECA). Este índice es una herramienta analítica que opera como indicador de medidas previsoras, mismas que necesita tomar la sociedad ante contingencias ambientales.

La medición del IMECA involucra convertir e integrar los datos de concentraciones de un grupo de contaminantes que se encuentran en el aire, pasando estos datos a valores de una escala arbitraria, la cual va de 0 a 500 puntos IMECA.

Ésta escala del IMECA brinda una idea subjetiva acerca del nivel de peligrosidad que se asocia a los niveles de contaminación del aire.

Los índices obtenidos son 6, estos calculan la calidad del aire en relación la cantidad de:

  1.  Ozono
  2.  Monóxido de carbono
  3. Partículas suspendidas totales
  4. Partículas con diámetro aerodinámico
  5.  Dióxido de azufre
  6.  Dióxido de nitrógeno

Fases de las contingencias ambientales

Hasta el 2018 sólo habían existido  tres fases, una de precontingencia y otras 2 cuando las contingencias ambientales se presentaran. Pero tras lo ocurrido este mes de mayo en la CDMX se están creando nuevas medidas para las partículas PM 2.5.

Mientras tanto te dejamos las fases existentes, las cuales se determinan según el número de puntos con el que se mide la contaminación del aire. Más adelante profundizaremos sobre las nuevas medidas contra las partículas PM 2.5.

Precontingencia ambiental

Se aplica normalmente cuando la calidad del aire es muy mala, ésta debe rebasar los 160 puntos. Y, en esta fase son suspendidas las actividades al aire libre que mantengan a niños, adultos mayores y personas con enfermedades respiratorias.

Además, en teoría está prohibida la quema de materiales a la intemperie, al igual se pausan los servicios urbanos de pavimentación.

Contingencia ambiental fase 1

Esta es aplicada cuando la calidad del aire se encuentra a punto de ser extremadamente mala, lo que quiere decir que cuando los registros de ozono (O3) pasan los 190 puntos se implementa la fase 1. En ésta se limitan las mismas actividades que se mencionan en la precontingencia, pero se les suman las limitantes de actividades industriales.

Contingencia ambiental fase 2

Considerada la más grave de las fases. Ocurre  cuando la calidad del aire es extremadamente mala, en estos casos supera los 240 puntos.

Por obviedad las medidas de seguridad deben ser las mismas que las fases previas, pero en ésta también se suspenden labores en oficinas, escuelas, centros culturales y recreativos, entre los que se encuentran parques, museos, deportivos y demás.

Las contingencias ambientales extraordinarias no tienen protocolo

Como lo habíamos mencionado, la contingencia extraordinaria que atraviesa la Ciudad de México y partes del Estado de México no tenía un protocolo para las partículas P.M. 2.5 hasta antes de mayo.

La contaminación que se ha vivido en la Ciudad de México o CDMX no es nada nuevo, pues las partículas que generan la mala calidad del aire han sido producidas desde hace bastante tiempo.

Basta con decir que desde el año de 1988 a la actualidad, se han declarado 71 contingencias ambientales. Del total, 8  han sido por partículas menores a 10 micrómetros (PM 10), 62 por ozono (O3)  y sólo una,  la de los últimos días, por partículas PM 2.5.

Las contingencias ambientales provocadas por ozono y por partículas PM 10 se han registrado en México desde  los años 1988 y 1998.  Sin embargo, las PM 2.5 son partículas a las que se les podrían llamar nuevas de acuerdo con las estadísticas que brinda el Programa para Contingencias Ambientales Atmosféricas (PCAA).

Según los registros, las contingencias ambientales se han establecido para las PM 10 y para el ozono. En cambio, para las diminutas partículas PM 2.5 no ha habido registro alguno en los últimos  6 años, según datos del gobierno de la CDMX.

Lo anterior es contradicho por la Dirección de Monitoreo Atmosférico y del PCAA, pues ellos afirman que nunca se habían determinado contingencias ambientales por PM 2.5.

Es por estos motivos es que para esta clase de contingencias ambientales no existe una fase 1 o 2, si bien los protocolos de seguridad deben ser los mismos, no se puede hablar de la misma contingencia, pues la mala calidad del aire no es provocada sólo por el ozono o partículas PM 10.

Según comunicados oficiales se planteará una respuesta los próximos días para las contingencias ambientales provocadas por partículas PM 2. 5.

¿Qué son las partículas PM 2.5?

Las partículas de suspensión PM 2.5 son muy pequeñas, miden menos de 2.5 micras y están en nuestro ambiente. Éstas se pueden desplazar con facilidad en los pulmones al momento en que respiramos. Cabe mencionar que a pesar de ser tan diminutas contienen sustancias orgánicas, polvo, hollín, metales y químicas.

Lo anterior repercute, según con un estudio publicado por el American College of Medical Toxicology, en que esta clase de sustancias pueden afectar de manera grave la salud debido a su enorme capacidad de penetración en las vías respiratorias, lo cual es posible gracias a su tamaño diminuto. 

¿Qué hacer durante las contingencias ambientales?

Las medidas que debe tomar la ciudadanía en casos de contingencias ambientales son las siguientes:

  • No realizar actividades al aire libre. Evitar actividades que requieran de mucha energía, como ejercicio intenso, pues esta clase de esfuerzo aumenta la dosis de contaminantes que inhalamos.
  • vitar en la medida de lo posible actividades cívicas, culturales, deportivas  y recreativas que tengan que llevarse al aire libre dentro de los centros escolares.
  • Mantenerse el mayor tiempo posible en interiores, en los cuales se tengan las ventanas y puertas cerradas.
  • Reducir lo más que se pueda la cocción de alimentos con leña, carbón o gas. Asimismo, se recomienda no prender velas o incienso y no fumar.

Este último aspecto es muy complicado para las personas que son adictas al cigarro, pero se les pide que hagan conciencia y sepan que en gran medida ellos provocan las contingencias ambientales, de modo que la reducción de su consumo ayudaría de gran manera a combatir la mala calidad del aire.

  • Si se cuenta con aire acondicionado, es aconsejable utilizarlo en su modalidad de ‘recirculación’.
  • Al llevar a cabo las actividades de limpieza, es preferible que éstas sean en húmedo.
  • Es necesario ir al médico en caso de haber estado expuesto al humo, en caso de sentir molestias. Además, las personas que utilizan lentes de contacto deben reducir o evitar su uso.
  • Realizar trabajo desde casa, principalmente las personas que tienen enfermedades en vías respiratorias y cardiovasculares.

¿Cómo prevenir las contingencias ambientales?

No tenemos que esperar a que llegue una contingencia ambiental para poner atención a este grave problema del ambiente.  Es necesario reflexionar acerca de que los principales contaminadores somos nosotros mismos, en consecuencia la solución está en nuestras manos.

Con lo anterior queremos decir que en ocasiones estamos tan metidos en nuestra vida cotidiana que prestamos poca atención a la contaminación, sin embargo, todo lo que respiramos causará problemas en nuestra salud con el paso del tiempo.  

Por lo tanto, como seres humanos conscientes de nuestro entorno, debemos buscar alternativas ecológicas, como compartir el auto, utilizar más el transporte público, consumir productos biodegradables, etc.

En Smartgreen hemos estado preocupados por el medio ambiente desde hace muchos años, es por ello que nos hemos esforzado mucho para ofrecer productos biodegradables en el mercado al mejor precio y con la mejor calidad.

Si quieres saber más acerca de los productos ecológicos que puedes consumir para ayudar al ambiente puedes contactarnos de inmediato.

Contingencias ambientales y cómo remediarlas con productos biodegradables

2 Comentarios

  1. 5 junio, 2019
    Sara García Moreno

    Quiero saber los costos de los productos de favor. gracias.

    Reply

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.