El lado biodegradable de la fécula de maíz

19 marzo, 2019 3 Comments

Ingredientes naturales para la fabricación de desechables

Es cada vez más frecuente el uso de materiales naturales como la fécula de maíz para fabricar objetos de uso cotidiano, esto forma parte de una tendencia ecologista que busca revertir el alarmante daño que se le ha causado al planeta debido a la generación de basura.

Hay actividades cotidianas que, a simple vista, parecieran inofensivas con el medio ambiente, por ejemplo, comprar todos los días un café en los típicos puestos que existen en la Ciudad de México. Sin embargo, el uso diario de vasos de unicel puede contribuir a que en el mediano plazo se generen enormes cantidades de basura, la cual, por desgracia, tarda demasiados años en descomponerse.

Esto es solamente un ejemplo, pero existen una gran cantidad de situaciones y acciones que las personas realizamos, mismas que podrían estar contribuyendo a la contaminación de la naturaleza, algo que no sólo nos afecta a los humanos, sino que tiene severas repercusiones en los diferentes ecosistemas que hay en el planeta.

Desechables de fécula de maíz

Antes de adentrarnos en todo lo relacionado con la fécula de maíz y el uso que se le da para fabricar objetos biodegradables, consideramos que es importante mencionar algunos ingredientes naturales que por muchos años se han empleado en la cocina para preparar diferentes recetas, pero que actualmente también sirven para fabricar objetos de uso cotidiano.

En la gastronomía mexicana, uno de los ingredientes que más se valoran es el aguacate, el cual no solamente tiene un sabor único, también está lleno de propiedades nutricionales, como el ácido oléico, que aumenta el colesterol bueno del cuerpo y reduce el malo. A esto debemos agregar que desde hace algunos años, la semilla (hueso) de los aguacates se ha ocupado como materia prima para obtener un plástico biodegradable con el que se pueden hacer popotes y vasos.

La caña de azúcar es otro alimento al que durante muchos años se le dio un uso culinario, se trata de una planta tropical que llega a medir hasta cinco metros de alto, de la cual se obtiene la sacarosa. En la gastronomía mexicana la caña se ocupa para preparar el tradicional ponche, mientras que los residuos de este ingrediente se ocupan en algunas industrias para dar vida a un plástico biodegradable con el que se pueden hacer contenedores para comida.

¿Qué es la fécula de maíz?

Continuando con esta lista de alimentos que poseen un gran valor dentro del aspecto gastronómico, es momento de hablar sobre la fécula de maíz, la cual se puede definir como “un almidón obtenido del maíz que se usa como espesante en atoles, natillas, natas, salsas, etcétera”, de acuerdo con el Diccionario enciclopédico de la Gastronomía Mexicana, editado por Larousse.

Desde esta perspectiva puramente gastronómica, debemos mencionar que la fécula es muy utilizada en las cocinas de los hogares mexicanos porque con ella se preparan alimentos tan tradicionales como los tamales o la gran variedad de panadería dulce que a muchos nos gusta disfrutar por las mañanas.

Pero este ingrediente dejó de ser apreciado únicamente en las cocinas, cuando poco a poco aparecieron empresas que se dieron cuenta del potencial que algunos alimentos tenían para ser sometidos a procesos químicos y convertirse en algo que muy pocos imaginábamos: plástico que no perjudica al medio ambiente.

¿Por qué se fabrican biodegradables a partir del maíz?

Con el paso de los años, los avances en la tecnología hicieron posible que aparecieran materias primas como el plástico, que si bien se usa para fabricar un gran número de productos, desde botellas hasta muebles, su largo proceso para degradarse perjudica mucho al planeta.

Ante esta realidad, muchas personas comenzaron a buscar alternativas para seguir sacando al mercado utensilios de uso regular, pero que no se sumaran a las estadísticas negativas que casi diariamente aparecen en noticieros o periódicos.

Precisamente, la última noticia que encendió los focos rojos por la contaminación fue dada a conocer el pasado 20 de febrero, en la cual se hacía mención de un río en Manado, ciudad ubicada en Indonesia, el cual tenía una corriente formada por botellas de plástico, situación que obligó a muchos habitantes a tratar de evitar que toda esta basura llegara a su destino final: el océano.

Por situaciones tan alarmantes como la anterior, que desafortunadamente aparecen de forma continua alrededor del mundo, es que algunas empresas comenzaron a utilizar ingredientes de origen natural para buscar una alternativa que sustituyera al plástico convencional.

Propiedades de la fécula de maíz

Por eso, en este punto vamos a enfocarnos en la fécula de maíz desde la perspectiva de la química, para empezar diremos que es un polisacárido que forma parte de las reservas alimenticias de las plantas, se conforma de amilosa y amilopectina. Para entenderlo mejor, podemos decir que forma parte del grupo de los carbohidratos, esenciales para dar energía al cuerpo.

Pero, entonces la pregunta obligada es: ¿cómo es posible que la fécula pueda utilizarse para hacer plástico? En realidad la respuesta no es algo tan complicado como pudiera parecer, todo tiene que ver, como lo mencionamos antes, con la química y los compuestos que se encuentran en el maíz.

El maíz es un cereal y por lo tanto contiene almidón, un polímero natural que las plantas sintetizan para poder tener una reserva de energía. Cuando el almidón (o fécula) se extrae de la planta, ciertos microorganismos se encargan de transformarlo en una molécula llamada ácido láctico, la cual pasa por diversos procedimientos químicos para formar cadenas o polímeros, con esto es posible obtener una estructura molecular muy parecida a la que tiene el plástico común, pero que al mismo tiempo se aleja completamente, ya que se trata de un plástico biodegradable.

El plástico común se hace con diferentes materias primas, por ejemplo, celulosa, carbón o petróleo, que pasan por un proceso conocido como polimerización para obtener cadenas largas de polímeros. Es justamente dicha estructura molecular la que convierte a este material en algo peligroso para el medio ambiente, pues no se degrada fácilmente, por el contrario, pueden pasar más de 200 años para que una botella desaparezca por completo.

Productos ecológicos hechos con fécula de maíz

Debido a esta situación, es que el plástico biodegradable o ecológico es una mejor alternativa, ya que con él se pueden fabricar objetos que se usan prácticamente todos los días, uno de ellos son los vasos, que lo mismo te pueden servir para el café de las mañanas, que para el agua fresca que bebes en tu hora de comida.

Vasos 

En Smartgreen ofrecemos diversos productos ecológicos, uno de ellos son justamente los vasos fabricados con fécula de maíz, que se pueden encontrar en dos tamaños (8 y 12 onzas), así como en dos presentaciones, una de color blanco para bebidas frías y otra café para las bebidas calientes.

Cubiertos 

El plástico biodegradable obtenido con materia prima como la fécula de maíz, también sirve para fabricar cubiertos, para que no tengas que usar los de plástico que tardan muchos años en degradarse y mejor optes por estos objetos para que los lleves a la oficina o simplemente los tengas en casa.

Como parte del catálogo de Smartgreen no podían faltar los cubiertos (cuchara sopera, cuchara pastelera, tenedor y cuchillo) que son muy resistentes, seguros de usar y contribuyen al cuidado del planeta, pues no son residuos que propicien la generación de basura, por el contrario, se degradan en menos tiempo que el plástico común y no dejan partículas dañinas en el ambiente.

Contenedores

Otro ejemplo de objetos que se elaboran con plástico de fécula de maíz, son los contenedores para comida. En Smartgreen contamos con dos modelos: uno de 16 onzas y otro de 32, los cuales vienen con tapa, para que la transportación de los alimentos sea segura y no se contamine.

Este tipo de contenedores son muy útiles sobre todo para los negocios de comida, que regularmente cuentan con servicio de alimentos para llevar, los cuales guardan en recipientes de unicel, un material que también contamina y tarda muchos años en degradarse. Así que usar los contenedores de plástico ecológico es otra forma de ayudar a que el planeta se llene de menos basura tóxica que por lo regular llega a los mares y provoca la muerte de los animales acuáticos.

Los objetos de cocina considerados como ecológicos han ido apareciendo poco a poco en el mercado, gracias a empresas y personas que desean contribuir al cuidado del medio ambiente. En Smartgreen nos sumamos a este compromiso y por eso incorporamos en nuestro catálogo no sólo vasos, contenedores y cubiertos, también tenemos platos, bolsas y servilletas, que se pueden usar de forma segura porque todos son muy resistentes.

Adquiere biodegradables de fécula de maíz y más productos naturales

Tú también puedes poner tu granito de arena para generar menos residuos contaminantes, usando este tipo de utensilios en tu casa, guardándolos en el cajón de la oficina para tu hora de comida, poniéndolos en el lunch de tus niños, llevándolos contigo a los días de campo para no dejar basura en los bosques y si tienes un negocio de alimentos, para que tus clientes se lleven los platillos en recipientes de plástico biodegradable, fabricado a partir de un ingrediente que tiene muchas cualidades: la fécula de maíz.

3 Comentarios

  1. 20 agosto, 2019
    Alec Bahnsen

    ¿Cuanto tiempo debe de pasar para que se degraden estos productos?
    ¿A qué condiciones se deben someter estos productos para que se degraden?
    Gracias.

    Reply
    • 29 agosto, 2019
      Contacto Smartgreen

      Hola Alec,
      Los productos de Fécula de Maíz tienen un tiempo de degradación que va de los 90 a los 240 días, dependiendo si son desechados en composta o en depósito de basura. La composta es la mejor vía y se debe procurar que esta genere temperaturas cálidas por encima de los 50° para la biodegradación se dé en el rango de tiempo esperado.
      Agradecemos tu interés en nuestros productos y quedamos atentos para atenderte de manera personal en nuestros medios de contacto.

      Reply
  2. 2 septiembre, 2019
    Gabriel Garibay

    Buen día.
    Gracias por la información, me parece de gran ayuda sobre las nuevas tecnologías aplicadas a respetar el entorno.

    Por mi parte estoy buscando alguna empresa que se dedique a fabricar materias primas de material biodegradable, conocen algunas en México? Me podrían compartir información?

    Gracias

    Reply

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.