Separación de residuos sólidos y los biodegradables

4 julio, 2019 0 Comments

La separación de residuos cobra más importancia con el paso del tiempo, pues hoy en día muchas cosas se vuelven rápidamente algo indeseable, es decir, basura o en términos modernos, en residuos. Estos se producen en gigantescas cantidades, es por ello que debemos de aprender a cómo separarlos.

Los productos biodegradables también pueden separarse, pues si se hace correctamente se descompondrán más fácilmente al ser desechados y se ayudará así a erradicar la contaminación en nuestras ciudades.

En años recientes se difundió de manera global una fórmula para afrontar el tema de los residuos, se basa en el principio de las tres R: reducir, reutilizar y reciclar. Por ejemplo, en la Ciudad de México, los ciudadanos tendrían que desechar diariamente cerca de 13 mil toneladas de residuos sólidos en el lugar correspondiente para reciclaje.

Además, es posible reducir la basura generada desechándola en los contenedores de su color correspondiente. Asimismo, ayuda utilizar biodegradables (dejan de ser basura cuando se degradan tras un tiempo), al igual se pueden reutilizar algunos desechos y utilizarlos como  floreros u otros objetos de utilidad en la vida cotidiana.

Datos sobre la generación de basura

De toda la  basura que se produce en la Ciudad de México, el 60% corresponde a inorgánicos y 40% a orgánicos.

En promedio, cada habitante de esta ciudad genera en promedio 1.5 kg de residuos sólidos al día.

Lo anterior crea un gran problema de disposición final y de temas asociados a la corrupción imperante en los departamentos de limpieza. Muchas personas, tienen que pagarle a los camiones recolectores para que se lleven sus residuos a pesar de tratarse en la mayoría de los casos de servicios públicos.

Por ello la separación de residuos en sus respectivos contenedores de color, reutilizar algunas cosas, usar productos biodegradables y otras acciones, pueden ayudar a mejorar la enorme cantidad de desechos que se generan al día en las diferentes ciudades de México.

Las 3 causas principales que provocan grandes volúmenes de residuos son las compras innecesarias, la obsolescencia programada (condición que tiene un producto que ya ha cumplido con una vigencia o tiempo programado para funcionar) y las envolturas desechables.

Es común que los fabricantes empaquen sobradamente productos con el objetivo de darles más valor y una presentación más atractiva para los consumidores. Se han llegado a ver naranjas y manzanas en envases de plástico cuando estos productos tienen una cáscara que protege en sí su fruto.

Respecto a los desechables, son muy usuales en nuestra vida diaria. En muchos negocios, fiestas, eventos y demás. Por tal motivo los productos biodegradables se han presentado como una gran alternativa, tanto para bebidas, cubiertos, bolsas, popotes, etc. Además, es posible tener una óptima separación de residuos cuando se usan estos materiales.

¿Cómo se deben separar los residuos?

La separación de residuos  en nuestro país inició con una campaña de la Secretaría de Medio Ambiente, la cual consistía en dividir los residuos sólidos en 4 grandes categorías:

  • Orgánicos: Una categoría ya conocida desde hace varios años, en la que se recuerdan comúnmente a los alimentos que se pueden hacer composta.
  • Inorgánicos: Hoy en día se dividen en dos categorías

o   Reciclables

o   No reciclables

  • Manejo especial y voluminoso: Por su tamaño necesitan un tratamiento diferente, como los televisores o colchones usados.

Orgánicos

Esta separación de residuos incluye a los sólidos biodegradables, es decir, los materiales que se descomponen debido a la acción de microorganismos. También están los residuos conocidos, como las cáscaras de fruta o verdura, restos de comida, pan, tortillas, cascarones de huevo, bolsas de té, heces de animales, huesos, semillas, flores, etc.

Separar correctamente tus residuos orgánicos posibilita que puedan transformarse en algo de utilidad. Por ejemplo: abono para las plantas, jabones, alimento para animales de granja, jabones es incluso el biogás, el cual es un combustible con la capacidad de producir energía eléctrica mediante materia orgánica en descomposición.

Los residuos orgánicos deben desecharse en los contenedores verdes.

Inorgánicos reciclables

Muchas personas no conocen que el papel, cartón, vidrio, plásticos, metales, ropa y textiles pueden transformarse en nuevos productos si no están contaminados con otros residuos. Para ello es necesario emplear esta separación de residuos y así asegurar que puedan reincorporarse al proceso de producción para darles valor de nuevo.

Gracias a la separación de residuos éstos se aprovechan y no terminan en rellenos sanitarios ni en tiraderos a campo abierto, en consecuencia, no son parte de las miles de toneladas de desechos que se generan a diario en diferentes ciudades, como las más de 13 mil toneladas de desechos que se producen cada día en la CDMX.

Al utilizar biodegradables, realizar separación de residuos, reutilizar algunos productos en la medida de lo posible, evitamos que se conviertan en basura y contaminen nuestras ciudades.

Después de separarlos debes depositar esta clase de residuos en los contenedores grises.

Inorgánicos no reciclables

Lamentablemente la separación de residuos no significa que todos los productos puedan procesarse para reciclarse. Estos productos deben terminar en rellenos sanitarios o en tiraderos, pero es importante que en estos lugares sólo lleguen productos como:

Desechos sanitarios, colillas de cigarro, preservativos, toallas sanitarias, chicles, isopos, pañales, poli papel, unicel, empaques de frituras, celofán, calzado, bolígrafos, plumones, lápices. Así como plásticos con aditivos degradantes (Oxo, foto y termo degradables).

Los productos biodegradables son una excelente opción, pues no contienen aditivos degradantes, por lo que su descomposición es de forma natural y pueden desecharse en la categoría de orgánicos.

Estos deben de depositarse en los contenedores naranjas.

Manejo especial y voluminosos

Existen residuos que por su tamaño y/o debido sus componentes, necesitan contar con un manejo especial. Por ejemplo, muchas personas se preguntan qué hacer con sus muebles cuando ya no los necesitan. En la ciudad de México algunas delegaciones aceptan este tipo de residuos, pero cada ciudad debe proveer información acerca de qué alternativas tienen sus habitantes.

Igualmente, los residuos electrónicos y las pilas, se consideran de manejo especial, es decir, requieren un tratamiento diferente, pues se componen de metales pesados, y otros muy tóxicos y contaminantes.

Manejo de pilas

Las pilas se consideran de manejo especial, pues se componen de metales pesados como el plomo, mercurio, cadmio y zinc, mismos que pueden dispersarse y provocar graves daños a la salud, como cáncer.

Cuando estos materiales son mezclados con otros residuos, acaban en rellenos sanitarios, en consecuencia pueden generarse reacciones químicas que afectan las capas de agua, el suelo y el aire.

¿Dónde se pueden llevar los residuos?

Tras la separación de residuos existen diferentes lugares donde se pueden llevar estos materiales. Desde entregarlos de forma separada al camión recolector, llevarlos a centros de acopio, mercados de trueque, a jornadas de recolección, etc.

En el caso de las pilas, éstas pueden llevarse a alguna de las 400 columnas de acopio del programa Ponte las pilas con tu ciudad, y ahí se pueden desechar de manera segura.

Adquiere biodegradables

Como lo hemos mencionado a lo largo del texto, los productos biodegradables son una excelente opción para ayudar a reducir la contaminación de nuestras ciudades. Además de que estos productos pueden desecharse como residuos orgánicos. En caso de que una bolsa biodegradable tenga materiales inorgánicos, ésta se degradará y será un producto menos que vaya al relleno sanitario.

La utilización de estos productos biodegradables continúa en crecimiento alrededor de todo México. Ya sea por las regulaciones para diferentes negocios, como por campañas de sostenibilidad empresarial, o simplemente por una conciencia ecológica. Por tanto, la convicción de consumir diferente y no afectar de manera negativa al medio ambiente está aumentando.

Si deseas saber qué productos biodegradables puedes adquirir, visita nuestro catálogo, contempla los códigos de los productos que te interesan y contáctanos. Te daremos los mejores tiempos de entrega y precios en toda la república mexicana.

Separación de residuos sólidos y los productos biodegradables

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.